Ray nos cuenta su experiencia como malabarista de semáforos. Es un artículo interesante tanto si eres malabarista y quieres hacer tú también un espectáculo en semáforos, porque puedes coger ideas prácticas; como si eres un espectador, porque vas a poder entender mejor a ese desconocido tan simpático que se pasa horas haciendo su arte en el semáforo tu ciudad.

Por norma general y a diferencia de las personas que usan la bici como medio de transporte, los conductores de vehículos están, serios, tristes y estresados. Por suerte para ellos, existen trabajadores dispuestos a alegrarles el día: los malabaristas de semáforos.

Si estás interesado en iniciarte como tal, te aconsejo que leas Consejos para espectáculos de malabares de calle.

Ahora voy a daros unos consejos basados en mi experiencia y según mi filosofía de vida, con lo cuál, habrá quien no esté de acuerdo. Tú debes escuchar las distintas opiniones y bajo tu criterio decide cómo quieres actuar. Pero no olvidemos nunca que nuestro trabajo sirve para que las personas se sientan bien, nunca incómodas.

malabares-semaforo-pareja

Consejos para trabajar en semáforos

  • Los espectadores que tenemos enfrente nuestra no se han detenido por su voluntad a ver nuestro espectáculo; les estamos ofreciendo nuestro show por imposición (habrá quien apartará la mirada y nosotros lo respetaremos).

Por otro lado, que una persona pase muy cerca de la ventanilla de tu vehículo impone (nosotros estamos de pié y el conductor tiene que mirar hacia arriba); estamos invadiendo su espacio. También resulta molesto cuando una persona se nos acerca a mendigar. Podemos sentimos mal tanto por darle (nos sentimos forzados) o no darle dinero (después pensamos que quizás sí debíamos haberle dado).

Es por todo ello que yo nunca paso entre los vehículos para recibir dinero. Espero unos segundos y si nadie me llama para que me acerque, saludo de nuevo y me retiro a la acera. Lo normal es que alguien nos llame. Entonces nos acercamos y estamos atentos a si alguien más quiere darnos.

  • Aparecer con energía; que nos vean todos y se sorprendan.
  • Llevar un calcetín o similar donde ir metiendo las monedas. Así evitaremos que hagan ruido al movernos.
  • Si el malabar se cae una vez, no pasa nada; si se cae dos veces, bueno, se asimila con buen humor; si se cae una tercera… reír, despedirse y hacerlo mejor la próxima vez.
  • Si nuestro número lo permite, sonreír y mirar a los ojos mientras actuamos.
  • Evitar ser vistos por la policía mientras esperamos: Hay que ocultar los malabares y el sombrero entre nuestra espalda y la fachada, un árbol,…
  • Antes de actuar, comprobar que no haya policías enfrente, a los lados,…

malabarista-semaforo-show

  • El clima afecta al ánimo y a la generosidad de las personas:

– Muy nublado: Ellos estarán más tristes y el calcetín pasará hambre.

– Con lluvia: Muchos no querrán bajar la ventanilla para no mojarse.

– Con bajas temperaturas: Muchos no querrán desperdiciar el aire de la calefacción.

– Con altas temperaturas: Algunos no querrán desprenderse de su aire acondicionado.

– De noche: Es muy complicado que aprecien nuestro rostro y por tanto es muy difícil transmitir. He probado con malabares normales y de luz y no me ha ido bien (en los semáforos de Europa no se puede malabarear con fuego, que yo sepa).

  • Una vez que nos llaman para que nos acerquemos, es mejor no mostrar el sombrero como indicativo de que estamos pidiendo; lo llevamos contra el pecho.
  • Preferiblemente, no recoger el dinero con la mano; usar un gorro. Habrá personas que no querrán tocarnos la mano. Es comprensible y debemos respetarlo.
  • Si preguntan cuánto nos pueden dar: Podemos decir “Lo más que pueda, por favor”.
  • Si nos dicen “Lo siento, no es mucho”: Respondemos “Para mí está genial, muchas gracias”.
  • Si un policía nos ve pero aún no nos ha dicho nada, desaparecemos y al rato regresamos (ir al lado opuesto de la manzana en sentido contrario a la circulación y regresar).
  • Al pasar entre los coches, no mirar fijamente a los ojos porque se pueden sentir intimidados y nosotros no queremos que nadie se sienta mal ni por un segundo.
  • Una vez que los coches arrancan, obsérvalos porque habrá muchísimas personas que se despedirán de nosotros con una amplia sonrisa. Devolvámosles el saludo, sobretodo a los niños porque se sentirán especiales.
  • Siempre debemos sonreír y ser agradecidos.
  • Insisto que nuestro objetivo es hacer feliz a los conductores y pasajeros.

malabares-semaforo-mazas

Encontrar el semáforo ideal

Puede resultar una tarea larga y aburrida. Si conocemos a alguien que ya haya trabajado en esa misma ciudad y que nos pueda informar, mejor. Ahora comento las características del semáforo ideal para mí:

  • Que sólo haya un sentido de circulación: Así es más seguro para nosotros y fácil de controlar.
  • Que haya pocos peatones o espacio suficiente para no molestarlos.
  • Si entre el stop de los coches y el paso de peatones hay un espacio vacío, mejor: En este caso no importa que haya muchos peatones, incluso mejor porque los peatones suelen vitorear, aplaudir y ser generosos.
  • Que de tiempo para actuar y para recoger el dinero.
  • Un semáforo magnífico: 50″ para los peatones y 10″ para los coches, haciendo un total de 60 actuaciones por hora.
  • Que el semáforo sea constante: Hay semáforos cuya duración varía según el tránsito de tranvías, uso de pasos para peatones o porque así están diseñados. Se corre el riesgo de que los coches arranquen en mitad del show.
  • Que tenga 2 o 3 carriles: Yo particularmente prefiero dos carriles porque es más sencillo y no corro el riesgo de quedarme en medio cuando se pone en verde para los vehículos.
  • Si la calle hace curva hacia la izquierda (sentido de los coches) nos verán mejor.

¿Qué hacer si hay otro malabarista en el semáforo?

En ocasiones nos verán como “competencia”, en otras como “un colega malabarista de buena onda como yo”. La rivalidad no tiene porqué existir. Posibles opciones:

  • Si en el semáforo donde queríamos trabajar está ocupado, podemos dialogar para compartirlo o buscar otro (hay muchos).
  • Jamás debemos ponernos en un semáforo anterior al de otro malabarista. Esto sería una faena.
  • Nunca se puede “pedir” un semáforo. Tiene preferencia el primero que llega. No vale decir “Yo trabajo aquí desde hace mucho tiempo”.
  • No hay que “mendigar” el derecho a trabajar en ese semáforo. “Los del gremio” ya sabemos lo duro que es trabajar en la calle. No hay que intentar convencer contando nuestras penas. Si alguien necesita dinero con urgencia, habría empezado a trabajar días antes.
  • Podemos compartir semáforo y ganancias trabajando juntos o alternados.
  • Podemos compartir semáforo, pero no ganancias, alternando los turnos. Si el semáforo es irregular (en tiempo o afluencia de vehículos) lo más justo es hacer 2 o 3 turnos seguidos cada uno.
  • También se puede acordar un horario y de este modo descansar bien.

malabares-semaforo-saludo

Si el semáforo que has encontrado es malucho pero estás con energía para trabajar, ¡adelante!.

Si no encuentras un buen semáforo donde trabajar o la policía te ha dicho que no puedes trabajar ahí, prueba a realizar un espectáculo de calle. Échale un vistazo al artículo Consejos para espectáculos de malabares de calle.

¡Salud y malabares!

Ray se inició en el mundo de los malabares con las cariocas el 15 de marzo de 2006, en Canarias. Aprendió gracias a los vídeos de Irene Soria (Hagiel) de CircoForum. Ha creado y participado en varios proyectos sociales donde ha incluido las artes circenses como herramienta social.

Es el creador de la plataforma Malabarias (Malabaristas en Canarias), Red Nose Project, EJC Videos y el grupo de Facebook Malabaristas de España (MdE).

Ha organizado reuniones de malabaristas, encuentros de circo “Circovivencias”, pasacalles sociales, circoacampadas, excursiones de malabaristas, talleres y espectáculos. Todos sin ánimo de lucro, por el bien de la comunidad. También ha ganado dos premios como payaso y trabajado profesionalmente como malabarista.

Desde 2014 es el Representante Español de la EJA (European Juggling Association) y ha creado el blog RepEspEJA, donde queda constancia de su implicación en difundir las artes circenses.

Desde finales de 2011 vive y viaja en un furgón vivienda que él mismo preparó, financiando su vida nómada como artista de calle. Actualmente, es profesor de clown.

Facebooktwitter