Este artículo es una traducción del original en inglés de Thom Wall que puedes leer aquí. Si te perdiste la primera parte de la serie, aquí encontrarás el anterior artículo del Método de la postal.

Métodos de creación de números (II) - El método del cuento
Diseño del cuento para niños “Jack y las habichuelas mágicas” por Jonh Shelley.

El método del cuento es una forma de idear una narrativa para una rutina o número de escenario. Este es el método que usé por primera vez con Gabrielle Sinclair cuando escribimos la obra “Joan y el Gentelman Juggler: Un cuento fantástico contado por el fantasma de L. Frank Baum”. Benjamin Domask y yo usamos este método en la primera fase de escritura del espectáculo “The Dinner and Show“, ¡también! (puedes ver un artículo sobre ese proceso aquí – en inglés-).

Según Dan Holzman de los Raspyni Brothers, la audiencia debe ser capaz de explicar el número que ha visto en una o dos frases después de haber presenciado el espectáculo. “El malabarista malabareó las pelotas y se las comió” es un buen ejemplo de truco fácil de entender (¡aunque demasiado usado y poco explorado!). ¿Cómo podemos extender esta actitud hacia un guion narrativo? ¡El método del cuento es la respuesta, amigos!

Este método insiste en que un show teatral de malabares ha de seguir una lógica interna. Al hacerlo así, la audiencia podrá explicar las partes individuales de la trama a amigos y extraños. Se llama el método del cuento porque sigue una fórmula similar en estructura y diseño a los cuentos para niños.

Un libro de cuentos para niños es en esencia una novela reducida que usa imágenes muy claras para describir claramente las acciones. En estos libros, la trama es fácil de ver porque en cada página sucede una cosa. Para que la trama de un cuento funcione, en cada imagen tiene que pasar algo distinto. Pero este algo no tiene porqué ser muy distinto. Un cambio en la expresión facial del personaje puede ser suficiente algunas veces (Bethe Amoss & Eric Suben).

Métodos de creación de números (II), cuento de la bombilla

En el método del cuento usado para crear un número, tienes que buscar estos momentos y ponerles un título. Puedes hacerlo cuando estás ideando la narrativa al inicio, o puedes hacerlo cuando ya sepas hacia dónde quieres llevar la pieza.

Ejercicio 1 – Una lista de de hipotéticos títulos para los capítulos

En este ejercicio crearás una lista de títulos o subtítulos hipotéticos para las páginas del cuento. En los cuentos infantiles, cada página hace que la trama avance hacia delante, presentando algún tipo de conflicto. ¿Qué problema se resuelve en cada página?

Estos títulos pueden crearse en un vacío, donde las imágenes no tienen que estar narrativamente relacionadas (si estás escribiendo un show de una temática, ¡sí que ayuda que se adapten al tema!). Si te atascas en el comienzo, piensa en las obras del inglés victoriano donde con frecuencia a cada capítulo se le asignaba un número. Debajo del número, habría un resumen del capítulo comenzando por “En el que …”, por ejemplo: “Capítulo 18: En el que nuestro héroe prepara un estofado”.

Cuando Benjamin y yo estábamos preparando nuestro número Dinner and a Show, hicimos una gran lista de posibles títulos para los capítulos. Algunos llegaron al show y otros muchos no. En el artículo de mi blog Escribiendo Dinner and a Show cuento cómo hicimos algunos descubrimientos interesantes para el número a medida que reordenábamos los títulos de los capítulos. Cada título de nuestra lista preliminar podría servir como la premisa de todo un número de malabares de 5-8 minutos. ¡No es por suerte!

Cuando estaba escribiendo mi número de mouthstick, cada título de un capítulo representaba pequeños momentos o trucos. Aquí tenéis una muestra de los títulos y capítulos para mi guion provisional de la rutina:

En el que Thom abre una caja de cerillas.
En el que thom no se traga un sable.
En el que se salta una cuerda.
En el que a Thom le dan una medalla.
En el que una botella de vino se descorcha y se encorcha.
En el que se pone la mesa.

¡Ahora es tu turno! Escribe una lista de 20-30 títulos para los capítulos de tu número.

Ejercicio 2 – Reordena tu lista de títulos

Después de que hayas escrito tu lista de 20-30 títulos, reordénalos de diferentes maneras. ¿Cómo podrías llegar de un lado a otro? ¿Hay algunos que puedan estar relacionados? Recuerda acercarte al ejercicio sin juzgar. Hay que explorar cada situación, sin pensar si es buena o si es mala. A menudo te sorprenderá ver que algunas elecciones son muy potentes, a pesar de lo que hubieras podido pensar al principio.

En el segundo ejercicio tendrás que crear 3 nuevas listas de la lista maestra que creaste en el primer ejercicio. Estas tres listas no tienen que ser especialmente largas. Solo lo suficientemente largas para mantener cierto flujo narrativo. Este ejercicio es más útil para shows completos que para números cortos; pero tiene valor para ambos.

Ejercicio 3 – Busca la mejor estuctura de planteamiento-desarrollo-desenlace

Mira las tres listas que acabas de crear. ¿Cómo empieza cada una? ¿Cómo acaba cada una? ¿Podrías enmarcarlas para que tuvieran un comienzo y un final lógicos? Nada es sagrado. Siéntete libre para cambiar el título de los capítulos o crear otros nuevos que encajen.

Mira estas tres listas y fíjate si puedes encontrar una actitud o temática que se adapte. ¿Es la historia de un héroe? ¿Es todo un chiste? ¿Funciona por episodios? ¿Cómo intrepretarías cada una? Si te las llevaras al estudio para entrenarlas ¿Cómo les darías más sustancia?

Palabras finales

Estos ejercicios no existen para producir un número terminado listo para un teatro. Estos ejercicios sirven para dejar de pensar en los trucos y en las habilidades y en su lugar, centrarse en buscar momentos fáciles de digerir e inventar maneras de relacionarlos los unos con los otros.

Estos momentos narrativos se pueden trabajar aún más con el método de la postal para ayudarte a descubrir composiciones más interesantes en el escenario.

Thom Wall Thom Wall es un malabarista, pero también un artista de vodevil, un animador, un orador y un comediante. Vive en Estados Unidos, pero ha recorrido el mundo con sus números.

Thom ha actuado con el Circo del Sol y ha recibido más de 20 premios nacionales e internacionales por sus actuaciones. Es un habitual de la lista de los 40 mejores malabaristas del mundo.

Últimamente ha estado trabajando en el Circo del Sol como malabarista en solitario en el espectáculo “Totem” de gira por Japón, Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda.

Facebooktwittergoogle_plus