Cuando se lleva a cabo una obra de teatro con niños es frecuente recurrir a un material escenográfico económico, sencillo de realizar y estimulante tanto para los actores como para el público (generalmente, de la misma edad) que acude a la representación. Esto ayuda a vestir el escenario, añadiéndole color y texturas para crear una representación detallada de los espacios en los que sucede la acción.

Teatro infantil, vestuario y decoradoDecorado realizado con cajas de cartones y papel de manualidades. / Flickr

Desde aquí os proponemos varias ideas de cómo crear vestuario y decorado para teatro infantil de una manera sencilla, económica y muy divertida.

Vestuario para niños

El modo más sencillo de llevar a cabo una representación es vestir a los actores de colores lisos. No en vano, muchas compañías de teatro profesional utilizan como único atrezo ropa negra ajustada para vestir a sus actores. Sin embargo, esta opción no es la más adecuada cuando se lleva a cabo una obra de teatro para niños, ya que el vestuario les ayuda a comprender mejor su personaje tanto a los actores como al público. Algunos recursos para confeccionar vestuario sencillo para niños son los que siguen:

  • Representación de animales: si en la obra hay que disfrazar a los actores de animales, resulta muy sencillo y eficaz configurar máscaras de goma EVA recortando una forma básica para la cara (tomando como modelo la forma de un haba en horizontal para salvar la nariz) y recortando después los ojos. A esta base se le añadirán los bigotes, las orejas y algunos colores diferentes para resaltar la nariz, la boca o las mejillas. Al tratarse de niños pequeños, es recomendable no cubrir la cara entera para que sus familias puedan verlos mientras actúan.
  • Representación de textos antiguos: cuando se trata de ambientar la obra en una época anterior a la nuestra, lo más recurrente es confeccionar faldas anchas con vuelo para las chicas con telas viejas, y cubrirles los hombros o el pelo con un pañuelo. Con respecto a los chicos, un pantalón oscuro y una camisa con unos tirantes o un fajín para sujetar la espada (en caso de que la haya) pueden servir, aunque todo varía en función de la época concreta en la que esté inspirada nuestra trama. Cuando algún actor tiene que representar a una persona anciana, podemos cubrir su pelo con polvo de talco espolvoreado con cuidado.
Teatro infantil, vestuario y decorado. Vestuario para personas ancianasVestuario para interpretar a ancianas. / Flickr

Decorado para un teatro infantil

Para confeccionar el decorado para un teatro infantil podemos recurrir a diferentes materiales cotidianos en función del elemento que queramos crear:

  • Fondo: si la función se ubica en una casa, podremos transmitir la sensación de estar dentro de una habitación confeccionando una ventana con un rectángulo de cartón, añadiendo telas recogidas con un lazo para imitar las cortinas y utilizando una mesa con sillas reales en el escenario como elemento principal de la escenografía.Además del uso de telas lisas para dar color al fondo, una opción inspirada en las nuevas tecnologías es tomar una imagen digital y proyectarla utilizando un cañón proyector. La principal ventaja de esta opción es que si el centro dispone de cañones proyectores no será necesario invertir en la compra de telas, y eso abarata el presupuesto total del montaje. Adicionalmente, esta opción nos permite elegir cualquier imagen, e incluso dibujar nosotros el fondo y proyectarlo, aumentando la belleza y calidad de colores del fondo notablemente con respecto al uso de telas.
  • Mesas y sillas: en ocasiones, el centro dispone de mesas y sillas que ya no utiliza y que pueden servirnos para llevar a cabo nuestras representaciones vistiéndolas con telas de distintos colores. Así, una mesa deteriorada puede convertirse en una mesa lujosa de comedor cubriéndola por completo con un mantel, y las habituales sillas verdes del aula en sus compañeras ajustándoles una tela con cintas y colocando un cojín en el asiento.
  • Árboles: si los personajes de nuestra obra son animales, resaltaremos el efecto de encontrarnos en la naturaleza creando árboles con globos verdes unidos unos a otros para confeccionar una copa frondosa. Para dar la forma de la copa podemos recurrir a un cartón ancho o a un tablón de corcho que ya no se utilice.
  • Vidrieras: en los espacios interiores o si la representación es ubica en un castillo o una iglesia, podemos utilizar papel de charol para recortar figuras geométricas y pegarlas unas con otras hasta formar una vidriera que parezca de cristal. Además, si la colocamos delante de un foco se proyectará contra el fondo o contra el suelo y transmitirá la sensación de que entra el sol por la ventana.
  • Materiales reciclados: en ocasiones, necesitamos que un actor disponga de una botella, una caja, una espada, un parche u otros elementos que caractericen mejor a su personaje. En estas ocasiones, es recomendable acudir al reciclaje de materiales cotidianos (envases, cajas de zapatos, telas, gomillas, papeles y cartones…) y confeccionar los objetos dibujándolos, recortándolos y pintándolos. Con ello, además, estaremos transmitiendo a los niños actitudes de reciclaje y respeto hacia el medio ambiente, de modo que complementaremos nuestro proyecto teatral con la educación en valores propia del aula.
Teatro infantil, vestuario y decorado. Materiales recicladosCasa de chocolate y chuches hecha con cartón y materiales reciclados. / Flickr
  • Papel continuo: finalmente, con papel continuo es posible llevar a cabo composiciones grupales vistosas que actúen como fondo en nuestro teatro infantil o que decoren cualquier lugar del escenario que necesitemos cubrir. Para ello, podemos colocar el papel en el suelo y pedir a todos los actores que nos ayuden a trazar y colorear un dibujo utilizando lápices, ceras o pinturas.

En definitiva, para confeccionar el vestuario y el decorado de una obra de teatro lo principal es tener presente que el espacio ha de resultar bonito y ser respetuoso y estimulante para los actores. No debemos fijar el punto de atención en el realismo, en tanto que el teatro es una figuración donde el público pone de su parte para componer, con su imaginación, lo que falta a partir de lo que se está sugiriendo. ¡Ésa es la magia del espectáculo!

Helena V

Helena V. es maestra de Educación Primaria con mención en Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación. Actualmente dirige una compañía de teatro y es articulista de textos educativos.

Facebooktwittergoogle_plus